Liderar el cambio en nuestros proyectos

 

¿Por qué es tan complicado realizar cambios en una organización o en nuestro proyecto de vida? ¿Qué factores hacen que sintamos que no podemos cambiar o no queramos salir de nuestra zona de confort y necesitemos ayuda externa para poder realizar estos cambios?  esto y más lo veremos a continuación.

 

Realizar cambios en los proyectos cuando estos han iniciado, es una tarea que muy pocos pueden realizar con éxito ya que conlleva muchos factores desde la organización, estructura, ambiente hasta el manejo de los miembros de la organización.

En la vida personal tiene un mayor grado de dificultad al cambiar nuestros hábitos, trabajar en nuestro subconsciente, por estos puntos es que se menciona con frecuencia que unos de los mayores retos es liderarnos a nosotros mismos.

Si deseamos liderar a la gente para realizar un cambio, el primer paso que debemos dar es conocer como estamos con nuestra gente, que nivel de influencia tenemos en ellos, si nuestra influencia solamente se basa por nuestro cargo (jefe, padre, esposo, etc.) puede que las personas se limiten a realizar lo que les pidamos, pero también puede que se resistan a realizar algún cambio.

Uno de los factores que impiden que las personas realicen un cambio es porque no quieren salir de su zona de confort, no están acostumbradas a:

Realizar cosas nuevas.

Preferimos seguir haciendo las cosas como nos han enseñado a realizar estas actividades, esto hace que no quieran salir de lo que hacen, conozco personas que siguen la misma ruta hacia su trabajo y no desean experimentar nuevas rutas (aunque puedan ahorrar tiempo). Una razón por la que las personas no desean realizar nuevas actividades es que tengan miedo a no realizarlas correctamente en comparación de otras personas, en especial personas más jóvenes.

Trabajar en equipo para realizar el cambio.

Cuando no trabajan en equipo, puede que las personas se sientan solas para este reto, no se está comunicando eficazmente las actividades que llevaran el cambio.

Cuestionar las actividades que realizan.

Es una creencia que viene desde el seno familiar, vieron el ejemplo de sus padres y ellos siguen con la tradición, ya no cuestionan si hay algo mejor, en las organizaciones ocurre lo mismo, al trabajar bajo una estructura o procesos operativos, asumimos que es la mejor manera y no hay necesidad de mejorar.

Buscar nuevas oportunidades.

Usualmente lo que se piensa en una organización, es como queda uno con estos cambios, si sube o baja en la estructura organizacional, si mantengo los privilegios, etc. No es fácil buscar oportunidades al querer un cambio en la vida personal, debemos de tener una motivación para realizar estos cambios, y una buena motivación es encontrar nuevos retos u oportunidades que sean resultado de estos cambios.

El no querer salir de la zona de confort, hace que nos resistamos a los cambios, minemos los procesos, se genere conflictos entre nuestros compañeros que puede derivar en molestias a largo plazo.

Para realizar un cambio en la organización o en la vida personal, debemos realizar una estrategia para liderar estos cambios, entre ellos podríamos mencionar:

¿Por qué necesitamos el cambio?

Que beneficio nos dará en relación a nuestra situación actual.  Si es relacionado a las finanzas personales, como beneficiara a las finanzas personales, si es en una organización, un beneficio podría ser mejora en los procesos, etc.

¿Qué objetivos deseamos trazarnos para alcanzar estos cambios?

Si deseamos disminuir nuestra tarjeta de crédito, nuestro objetivo sería en cierta fecha se bajaría la mitad de la deuda, en una organización seria alcanzar ciertas métricas de productividad.

¿Cómo lo hacemos?

Tendremos que definir la estrategia para realizar el cambio, en el plan debemos incluir como debemos trabajar con las personas que son afectadas en estos cambios (en el manejo de proyectos serian todos los interesados) tomemos en cuenta lo siguiente:

Las personas que trabajan en el cambio puede que no sientan apoyo de sus compañeros.

He visto muchos proyectos donde la persona que apoya un cambio, no recibe el apoyo de sus compañeros, esto puede suceder porque no quieren salir de su zona de confort, sienten que simplemente fueron notificados del cambio y no sienten que son tomados en cuenta para la toma de decisiones. Una estrategia para atacar esta situación podría ser que la persona que lidera el cambio, identifique dentro del grupo que se resista al cambio a los líderes para poder influir en ellos, convencerlos de los beneficios del cambio, realizar reuniones previas a tomar una decisión para hablar sobre los cambios y preparar el cambio para que la decisión (puede que ya este tomada) sea aceptada por los demás y ayudar a las personas se apoderen de estos cambios.

Iniciar los cambios una vez estén claros los objetivos en el equipo.

De manera proactiva debemos conocer si nuestro equipo tiene claro los objetivos que debemos alcanzar, ya que, si no lo tienen claro, ellos mismos podrán detener este proceso, por lo que debemos evaluar si debemos iniciar una actividad o esperar para que las personas puedan tener más claro que es lo que se desea.  Podemos ayudarlos a asimilar el cambio con varias actividades:

  • Prepararlos o capacitarlos, si se implementa un software que mejora el rendimiento de la compañía, por ejemplo, puede que necesitemos capacitarlos en cómo utilizarlo, entender nuevos conceptos, el objetivo es que sientan que nos importan y queremos que nos acompañen en este cambio.
  • Explicar los cambios de manera clara y sencilla, al momento que se utilice palabras que no son comunes o que generen duda de lo que quieren decir, las personas se sentirán inquietos y se perderá el enfoque de lo que se desea conseguir.

Trabajar en un plan de comunicación e identificar a las personas afectadas por el cambio.

El poder identificar a las personas claves dentro para que puede llevar al éxito el cambio y definir un plan de comunicaciones nos ayudaran a gestionarlos de la mejor manera, en ocasiones creemos que a todas las personas debemos tratarlos igual y comunicarles la misma información.

Debemos identificar a las personas de acuerdo al nivel de influencia y su interés en el cambio, si tiene un nivel alto de influencia y un alto interés, habrá que gestionarlos inmediatamente, en cambio sí tiene un nivel de influencia bajo y un interés bajo, puede que solamente debamos monitorearlos ya que no afectará al cambio.

 

Al tomar en cuenta a las personas en nuestra estrategia para realizar un cambio, tendremos una mayor probabilidad para alcanzar el éxito en realizar los cambios, esto nos ayudara para que la gente nos respalde en nuestra labor como líder.

Hazte estas preguntas

¿Qué sientes cuando hay un cambio? ¿te emociona? ¿te pone nervioso?

 

¿Te aferras a algo cuando hay un cambio?

 

¿Cuál ha sido los mayores cambios que has tenido en tu vida? ¿Cómo los afrontaste?

El progreso es imposible sin cambio, y aquellos que no pueden cambiar sus mentes no pueden cambiar nada.”-George Bernard Shaw

 

 

Acerca del autor:

Jorge Paz es Coach y Consultor, con más de 10 años en la gestión de proyectos de implementación de software, experiencia de supervisión, soporte y evaluación de proyectos. Ha trabajado en proyectos en varios países de Latinoamérica apoyando a equipos de proyectos en alcanzar sus objetivos.

 

 

Please follow and like us:

Comentarios

Deja una respuesta