Trabajemos en cómo superar los conflictos en la cuarentena

Convivir con otras personas todo el día debido a la situación en que vivimos por el COVID-19 puede generar conflictos por lo que no es un tema que debemos tomar a la ligera. Conozco a una persona que todo el tiempo se mantiene viajando solo, en una ocasión, tuvo actividades en su país por lo que no viajó por dos semanas, nos contaba a manera de broma que su esposa le preguntaba cuando volvía a viajar porque ya no lo aguantaba más, me imagino que ahora ya no lo está viendo con la misma perspectiva de ese entonces. El convivir con alguien en el hogar no quiere decir que solamente se refiera a un conyugue, incluye a las personas que viven en nuestra casa, puede ser nuestros abuelos, padres, hermanos, hijos, compañeros de apartamento, etc., los conflictos no son exclusivos en las parejas. Puede que seamos conscientes de esta situación y nos preguntemos, ¿cómo podré manejarlo si se sale de control? si te haces esta pregunta, es un buen comienzo el reconocer este dilema, te comparto lo que he averiguado para trabajar una relación saludable con los demás miembros de tu hogar, también te colocaré algunos links por si te interesa saber más sobre este tema. Ahora bien, también puede ser que nosotros iniciamos o no un incidente, por lo que es importante tomar en cuenta lo siguiente:  

Todos somos diferentes

Si tenemos hermanos, aunque hayamos recibido la misma educación y valores, sabemos que somos diferentes, no digamos de nuestros amigos, nuestra pareja y de nuestros hijos, cada uno tiene una personalidad y temperamento diferente, en ocasiones no entendemos porque se enojan por cosas de menor importancia, lo que nos puede ayudar es conocer qué tipo de temperamento tienen, nos dará una mejor idea de cómo tratarlos. Usualmente respondemos de acuerdo a nuestra manera de ser, en especial, como ven las cosas un hombre y una mujer, visualizan las cosas desde diferentes perspectivas. Si podemos ser conscientes que somos diferentes y tenemos que trabajar en cómo entendernos, mejorará la probabilidad de conectarnos con las demás personas. El objetivo es poder conectarnos mejor con otras personas, puede que nos demos una sorpresa al descubrir que nuestra comunicación no es tan buena como creemos.  

Esta situación nos afecta a todos

Lo usual es que pensemos que no nos sintamos entendidos por los demás y por eso puede que explotemos, no nos detenemos a pensar que los demás tienen la misma situación, se estresan y pueden estar de mal humor. Debemos tener empatía con las demás personas, pongámonos en sus zapatos, puede que estén acostumbrados a estar todo el tiempo en sus trabajos, por lo que estar en casa todo el día los ponga ansiosos y en algunos casos depresivos. Al entenderlos mejor, podemos ver las cosas desde otra perspectiva, puede ser que se sientan presionados porque piensan que están perdiendo dinero en sus negocios, puedan perder su empleo, otro familiar no está bien y piensan en ello, pueden ser muchas cosas. El tener empatía nos ayudar saber que les está pasando a los demás para que nosotros no causemos otro problema más, si nosotros tenemos algo que nos angustia, puede ser de ayuda que lo comuniquemos, puede que recibamos algún apoyo moral o solución, esto nos puede hacer sentir bien.  

Trabajemos en mejorar la comunicación con los demás

Es frecuente pensar que solo con el hecho de decir algunas palabras a la otra persona ya nos estamos comunicando, el tema importante no es que nos comuniquemos, sino es como nos conectamos con las demás personas, este es una actividad que siempre estoy trabajando ya que nuestra conexión depende de muchos factores, de su estado emocional, de su temperamento, la situación en que nos encontremos, etc. Hay algunas prácticas muy sencillas que nos pueden ayudar a comenzar a comunicarnos mejor:

  • No interrumpir.Es muy común que interrumpamos, esto es sumamente molesto, da la sensación que cortamos la conversación porque no nos interesa. Si no interrumpimos, la otra persona se sentirá escuchada. En lo personal, todavía sigo mejorando en no interrumpir a los demás.
  • No cambiar de conversación de manera repentina. Si cambiamos de tema, estaremos dando la señal que no nos interesa su conversación, he visto que las personas muestran su enojo a través de su lenguaje corporal mientras el individuo que interrumpió sigue hablando sin percatarse de esta situación y puede que no logremos conectarnos.
  • Ver a la persona a los ojos. Es algo muy sencillo, cuando lo hacemos damos a entender que nos interesa esta persona, cuando no se hace, da la impresión de que estamos ocultando algo, hay un problema con la persona, etc.
  • Tener empatía. Ponerse en la posición de los demás nos ayudará a ver las cosas desde otra perspectiva, podremos entender que es lo que piensan la otra persona y podemos ayudarlos de una mejor manera, nos ayudará a mostrarles que nos interesan y estamos haciendo nuestro esfuerzo en entenderlos y apoyarlos.
  • Mencionar sus nombres. Al dirigirnos a los demás por sus nombres, los hará sentir mejor, es como una melodía a sus oídos, esto facilitara mejor la comunicación, en algunas ocasiones he visto cuando una persona no menciona el nombre de la otra persona, la conversación puede enfriarse por este «pequeño» detalle. Preguntemos como les gusta que lo llamemos, puede que estemos acostumbrados a llamarlos con un sobrenombre y descubramos que detestan que los llamemos así.

Tips para manejar los conflictos

Puede haber varios resultados al tener un conflicto, una es que se pueden solucionar y todos estemos contentos, sin embargo, también podemos empeorar la situación, el problema es que, si no lo solucionamos, estaremos conviviendo con una persona molesta con nosotros y tengamos un ambiente difícil hasta que termine la cuarentena, lo mejor es que deberíamos trabajar para mantener un ambiente agradable todo el tiempo. Podemos considerar estos puntos para resolver estas situaciones:

  • Seamos proactivos, tratemos los problemas de manera temprana y privada. Si hemos visto algo que nos puede generar un problema y no se puede posponer para después de la cuarentena, ya sea que sea uno el que lo promueva o no, es mejor tratarlo cuando está comenzando a ocurrir y no esperar que el problema estalle y sea más difícil resolverlo, el manejarlo a tiempo hace que no tengamos una presión por resolverlo inmediatamente y veremos las cosas con una mejor perspectiva, si tenemos hijos o hay otras personas viviendo en casa, tratemos de manejar la molestia con la persona en conflicto en privado para no afectar a los demás con esta situación.
  • Tratemos de ser claros y concisos en el mensaje que damos, si comenzamos a irnos por las ramas, puede que el mensaje que deseamos no llegue correctamente y la otra persona tenga otra idea de lo que están tratando, esto puede generar un malentendido y aumentar el problema. Busquemos el momento adecuado para dar un mensaje, si queremos decir «no me gusta que me dirijas» cuando la otra persona esta alterada, de seguro que echaremos más sal a la herida.
  • Evitemos medidas de hecho, lo más seguro que genere más molestias y se complique convivir con esta persona durante la cuarentena.
  • Aprendamos a respetar las opiniones de los demás, no debemos sentirnos culpables en decir no, de igual manera debemos aceptar recibir un no como respuesta, para que acepten nuestras opiniones, debemos aceptar las opiniones de los demás sin molestarnos.
  • No es tan importante ganar una discusión, lo más importante es que ambas partes estén bien, si gano todas las discusiones no significa que yo gané, puede ser que la otra persona simplemente se cansó de discutir y mejor sigue con sus actividades ¡y sumamente enfadada!!, por lo que no pensemos que ganar una discusión arregla las cosas, porque las molestias seguirán y se puedan generar otras situaciones incomodas en casa. Si tenemos una postura de ganar una discusión a como dé lugar, puede que los integrantes de nuestro hogar nos eviten y esto con el tiempo será perjudicial para nosotros.
  • Cuando tenemos un conflicto se puede manejar de varias maneras:
    • Postergar hablar del problema, si no hacemos nada, nos puede generar ansiedad y puede empeorar las cosas, comenzaremos a ver muchos efectos de un solo problema, es mejor atacar de raíz el problema.
    • Ambas partes se comprometen, puede ser una buena opción, sin embargo, puede significar que ambas partes debamos ceder algo, no es que este mal, el problema puede ser que, si seguimos teniendo conflictos y lo resolvamos cediendo, puede que nos cansemos y generemos otra situación a partir de estos compromisos. Si ambas partes ceden, es una solución perder-perder, por lo que ningunas de las partes salen totalmente satisfechas. Por ejemplo, si alguien nos dice que no le parece que nos levantemos temprano y al negociar cedemos ambas partes, pueda que se comience a pedir otras cosas más, por lo que puede llegar un momento que digamos «basta» y regresemos al inicio de todo.
    • Imponer una decisión, es una situación de ganar-perder, puede generar una situación parecida al punto anterior, nos cansemos con el tiempo de siempre estar perdiendo, puede que lo aceptemos, sin embargo, en nuestro interior nos sintamos manipulados o comencemos a acumular una molestia y podamos explotar.
    • Podemos colaborar, buscamos consensos en cómo resolver el problema, tratamos de buscar un resultado de ganar-ganar, esto hará que ambas partes puedan quedar satisfechas, con ello, buscamos el origen del problema y poder colaborar para resolverlo.

 
 

Mejoremos continuamente

No esperemos a que algo suceda para darnos cuenta que hay un problema, podemos consultar como se sienten continuamente, esto nos ayudara en saber cómo se sienten y puede que nos den retroalimentación de las cosas que puede molestarles de nuestra parte, si hemos resuelto un conflicto, podemos monitorear como se sienten con respecto a la solución que se llegó, sin embargo puede que conforme pase el tiempo, ya no estén tan contentos y pueden generar otra vez una discusión sobre el mismo tema, es mejor ser proactivos y ver cómo hacer algunos ajustes en la solución para que todos estemos contentos y sigamos adelante.

«Discuto muy bien. Preguntad a alguno de los amigos que me quedan. Puedo ganar una discusión sobre cualquier tema, contra cualquier oponente. La gente lo sabe, y me evita en las fiestas. A veces, como signo de gran respeto, ni siquiera me invitan». Dave Barry

 

Referencia: Pilar Sordo. Amar dejar Huellas y ser Feliz.; https://youtu.be/8nyY3KdjX8I

El carácter en el liderazgo http://www.jorgepazcoach.com/el-caracter-en-el-liderazgo/

Tips para sobrellevar la cuarentena: http://www.jorgepazcoach.com/tips-para-sobrellevar-la-cuarentena/

Frases sobre la discusión: https://www.mundifrases.com/tema/discusi%C3%B3n/

Artículos de relaciones: http://www.jorgepazcoach.com/category/relaciones/

 

Acerca del autor:

Jorge Paz es Coach, Consultor y autor del libro Forjando Nuestro Destino. Con más de 10 años en la gestión de proyectos de implementación de software, experiencia de supervisión, soporte y evaluación de proyectos. Ha trabajado en proyectos en varios países de Latinoamérica apoyando a equipos de proyectos en alcanzar sus objetivos.  

Trabajemos_en_como_superar_los_conflictos_en_cuarentena – CC by-nc 4.0 – Jorge Paz

Please follow and like us:

Comentarios

Deja una respuesta